lunes, 8 de octubre de 2007

ALIANZAS PELIGROSAS

Las razas y los idiomas que actualmente hablamos fueron el resultado de la desobediencia del hombre y de su plan de querer alcanzar a Dios por medio de proyectos puramente humanos, tal fue el caso de lo ocurrido en la llanura del Sinar en donde los hombres tomaron una decisión que afectaría a la raza humana hasta el día de hoy “1Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras. 2Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí. 3Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla .4Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. 5Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. 6Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer 7Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero 8 Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. 9 Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra” Génesis 11:1-9
Desde el principio de la creación, los seres humanos tenemos un deseo innato por ser prósperos, para el hombre, aquellos que poseen riqueza es sinónimo de haber alcanzado el éxito; esta fue la razón por la cual los antiguos dispusieron su corazón a edificar una cuidad que representara su sueño por alcanzar la “cima”, ellos deseaban que sus nombres fueran recordados por generaciones. Esa metrópoli seria la mas grande y la mas prospera que hubiera edificado su generación, pero no solo eso, sino que debería poseer un símbolo que fuera visto por todos los habitantes de la tierra, ese símbolo de grandeza era una torre tan alta cuya cúspide llegaría hasta el cielo.
La convicción que estos hombres poseían era tan grande y tan fuerte que nada los podría hacer cambiar de parecer. Ellos pensaron en inmortalizar su nombre erigiendo la cuidad mas grande y mas espectacular de todos los tiempos. Pero su deseo quedo frustrado cuando Dios confundió su “único” lenguaje y eliminó su “única” forma de pensar; de esta manera termino uno de los sueños mas osados y desafiantes de la humanidad: ser uno solo; es decir, que todos pensaran y actuaran en un mismo propósito.
¿Por qué Dios no permitió que este proyecto se llevara a cabo? La lógica nos dice que no hay nada de malo en edificar una gran ciudad, de hecho, existen ciudades como Nueva York que son símbolos del esplendor y grandeza de la sociedad Estadounidense; tampoco vemos nada de malo en pensar y actuar en un propósito común; sin embargo, la escritura dice que nuestros pensamientos no son los de Dios (Isaías 55:8). Dios si desea que seamos un solo pueblo en un mismo sentir. “20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno”Juan 17:20-23
El deseo de Dios es que SEAMOS UNO, que pensemos y actuemos de la misma manera que Jesús lo hizo, pero la naturaleza caída del hombre pervierte este deseo y lo manipula a su antojo para alcanzar sus propios ideales. Y esto es precisamente lo que ocurrió en Babel, los hombres decidieron construir un proyecto de sociedad que los enaltecería por los siglos, pero los designios de Dios son otros y no tienen que ver con ciudades o dinero, sino con un pueblo escogido, santo y que represente su naturaleza Divina aquí en la tierra “11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan” Romanos 10:11-12
Dios desea unificar al hombre no importando cual sea su nacionalidad o lenguaje por esta razón durante la fiesta del Pentecostés repartió lenguas para que todos se entendieran entre si. (Hechos 2) el don de lenguas impartido a los hombres fue una muestra del interés de Dios por que los hombres se comuniquen y compartan su mismo sentir. La barrera del idioma que nos dividía fue rota en forma sobrenatural, inclusive dio el poder de hablar lenguas angelicales (1 Corintios 13:1) con las cuales podemos pronunciar aquellas cosas que el Espíritu Santo nos dirija decir.
Pero de nada sirve hablar un mismo idioma si carecemos de la misma forma de pensar, por lo cual, el Espíritu Santo nos guía para que todos participemos del mismo propósito “21En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor. 22 Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes.23 Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos? 24 Pero si todos profetizan, y entra algún incrédulo o indocto, por todos es convencido, por todos es juzgado; 25 lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros. 26 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación.”1 Corintios 14:21-26
Pablo en otras palabras nos dice que el pueblo de Israel ha sido rebelde por generaciones y a pesar de que Dios les habla en otros idiomas y por medio de gente extraña, aun así no obedecen a su voz. De igual forma, se dirige a su Iglesia diciendo que si alguien habla en la congregación en una lengua o idioma diferente pero si nadie lo interpreta se obtiene un resultado similar al que se consigue cuando todos hablan un mismo lenguaje pero piensan en forma distinta. Por el contrario, la congregación será edificada cuando cada uno de sus miembros participa siendo guiado por el Espíritu con revelaciones, con salmos, o con enseñanza que provengan de interpretar lenguas extrañas o hablando un mismo lenguaje siempre y cuando procedan del Espíritu Santo.
Tener un mismo idioma y un mismo pensamiento, es parte del plan de Dios, y cuando esa unidad divina proviene del Espíritu Santo produce resultados poderosos. Por el contrario, cuando los hombres se unen conforme a ideologías y planes humanos, producen resultados desastrosos al igual que sucedió en Babel. En la actualidad, existen movimientos ecuménicos que tratan de unificar grupos religiosos no importando si son iglesias protestantes o evangélicas, en todo caso, esta unidad promovida por la iglesia católica busca que todas las iglesias que se han “apartado” de sus filas vuelvan, según ellos, a la “única iglesia” fundada por Jesucristo. Este titulo, lógicamente, se lo atribuye a si misma la Iglesia Católica.
Esta unidad es sumamente dañina para aquellos que la aceptan y persisten en estos propósitos ¿Que unidad hay entre las tinieblas y la luz? lamentablemente existen algunas denominaciones pentecostales y carismáticos que buscan adherirse a esta visión, lo cual traerá graves consecuencias para los que persistan en esta alianza. “14 Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.15 Por tanto, no harás alianza con los moradores de aquella tierra; porque fornicarán en pos de sus dioses, y ofrecerán sacrificios a sus dioses, y te invitarán, y comerás de sus sacrificios; 16 o tomando de sus hijas para tus hijos, y fornicando sus hijas en pos de sus dioses, harán fornicar también a tus hijos en pos de los dioses de ellas” Éxodo 34:14-16
Un cristiano nacido de nuevo y lleno de la presencia de Dios no puede caer en el error de unirse a un plan que tiene sus días contados. Basta leer un poco la Palabra de Dios y darnos cuenta que la religión Católica es lo que el libro del Apocalipsis llama “la gran Ramera” quien tendrá un final repentino debido a siglos de idolatría, aberraciones y asesinatos institucionales que cobraron la vida de miles de verdaderos hijo de Dios.

Constantino y la Religión
Constantino fue más conocido por ser el primer emperador romano que permitió el libre culto a los cristianos. Sin embargo, se cierne una duda sobre autenticidad de su conversión puesto que pospuso su Bautismo hasta el momento de su muerte. Su conversión, de acuerdo con las fuentes oficiales católicas, fue el resultado inmediato de una visión que tuvo antes de su victoria en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312. Tras esta visión, Constantino instituyó un nuevo estandarte para marchar a la batalla al que llamaría Lábaro (?). La visión de Constantino se produjo en dos partes: En primer lugar, mientras marchaba con sus soldados vio la forma de una cruz frente al Sol. Tras esto, tuvo un sueño en el que se le ordenaba poner un nuevo símbolo en su estandarte. Se dice que tras estas visiones, Constantino se convirtió de inmediato al cristianismo.
Constantino cambio la estrategia que por siglos caracterizo al imperio Romano hacia los cristianos, ahora en lugar de acusarlos de sedición y matarlos, los llenó de libertades, he incluso ascendió a muchos obispos a puestos importantes en el Gobierno cuyas tareas eran propias de funcionarios civiles que de pastores de la Iglesia de Cristo. A cambio, él no cesó de entrometerse en las cuestiones de la Iglesia, diciendo de sí mismo que era «el obispo de los de afuera» de la Iglesia.
Los resultados de este componenda no pudieron medirse en ese tiempo, sin duda, los cristianos se sintieron confundidos por la nueva actitud del Emperador o por el agradecimiento que sintieron por terminar con 300 años de persecución, a cambio, los cristianos permitieron que éste participara en el terreno puramente espiritual. Por otro lado, algunos “cristianos” comenzaron a involucrarse en la política de estado y ha caer en las tentaciones corruptoras del poder. Esta corriente “político-cristiana” llego a su máximo esplendor durante la edad media en la que la Iglesia prácticamente sustituyo al gobierno secular por un “gobierno espiritual” que definía el rumbo de las naciones. El resultado obvio de esta alianza condujo a millones de personas a otro tipo de persecución. Esta vez la “iglesia” persiguió a los infieles.
La difusión de las “Herejías” durante los siglos XII y XIII en el sur de Francia alarmó a las autoridades eclesiásticas. El papa Inocencio III llamó a los nobles del norte de Francia para que llevasen a cabo una cruzada (una campaña militar en defensa de la cristiandad) en contra de los herejes. En el verano de 1209 se emprendió una de las cruzadas mas sangrientas que duró casi dos décadas, en donde miles de herejes (e inocentes) fueron asesinados, incluyendo poblaciones enteras. El sur de Francia fue devastado, pero las herejías continuaron, lo que provocó que la iglesia católica estableciera un método para descubrir y combatir la herejía. De esta manera surgió el Santo Oficio, como se le llamó a la Inquisición papal, una corte formal, cuyo trabajo fue investigar y tratar heréticos. Cualquiera que fuera acusado de herejía, y se rehusara a confesar, se les remitía a las autoridades seculares para que lo ejecutaran.
Para los cristianos del siglo XIII, que creían que sólo había un camino de salvación, esto es pertenecer a la iglesia Católica Romana de modo que cualquiera que no perteneciera a la Iglesia oficial podía ser acusado de Hereje; el fanatismo y el temor desatado en la lucha contra los herejes también se utilizaron contra otros, sobre todo contra el más conocido de los grupos extraños a la sociedad occidental: los judíos.
Durante la alta Edad Media produjo un brote de intolerancia contra los supuestos enemigos del cristianismo. Aunque esto fue evidente en las cruzadas contra los musulmanes, los cristianos también se ocuparon de perseguir a los judíos. La atmósfera religiosa creada por la lucha contra los herejes, los musulmanes y los judíos condujo a una guerra no declarada en contra de cualquier creencia no cristiana. Los judíos fueron más y más perseguidos al grado de que los frailes incitaban a actuar “contra estos asesinos de Cristo”. El Cuarto Concilio de Letrán de 1215 decretó que los judíos debían usar ropas que los distinguieran de los cristianos. El mismo concilio fomentó el desarrollo de los ghettos judíos, o recintos amurallados, no para protegerlos, sino para aislarlos de los cristianos. Las persecuciones y la nueva imagen del odiado judío alentaron una tradición antisemita que llegó a ser una de las peores contribuciones de la Europa cristiana al legado occidental.
Hitler y el cristianismo.
Durante los años 30 surgió en Alemania un personaje funesto llamado Adolfo Hitler. De niño, Adolf Hitler iba a clases en un monasterio benedictino, cantaba en el coro, y según su propio relato, soñaba con recibir algún día la sagrada ordenación. Hitler nunca renunció a su catolicismo romano: "Soy ahora, como antes, un católico, y siempre lo seré", enfatizó a uno de sus generales, y su Iglesia nunca lo excomulgó. Mientras los Estados Unidos estaban hundidos en medio de la gran depresión económica, Hitler por su parte redujo la tasa de desempleo en más del 80%. Entre los años 1933 hasta 1937 Hitler construyó la primera autopista del mundo llamada Autbahn Alemana y fundo la fabrica automovilística Volkswagen "coche del pueblo" que pretendía ser la más grande y mayor tecnología en Europa, también desarrolló el primer vehículo popular llamado “escarabajo” por orden de Hitler justo antes de la II Guerra Mundial.
Así que como un gran engaño requiere una gran inversión Hitler aumento la riqueza de Alemania para lo que habría de venir, Hitler demostró que era un buen administrador y su genialidad en desarrollar nuevas tecnologías fue sorprendente. Pero su mayor peculiaridad fue el engaño. Simone Veil, quien vivió por un tiempo en Auschwitz, y donde casi toda su familia murió; confesó diciendo: "Hemos tenido gran dificultad en creer que la gente haya sido asesinada. Nadie se imaginó que podía ser un plan de exterminio."
En las primeras etapas del establecimiento de Hitler en el poder hubo un aspecto Cristiano que engañó a la gran mayoría de las iglesias evangélicas en Alemania muchas de ellas se unieron sumisamente con el nuevo orden, cuando Hitler ofreció la "libertad de religión y de denominación", como muchas de sus promesas hechas en Europa Oriental. En su discurso el 23 de marzo de 1933, cuando se promulgó así mismo dictador, Hitler alabó la fe cristiana y prometió respeto a la libertad y a la conciencia. Muchos de sus discursos incluían referencias bíblicas como en su discurso pronunciado el 10 de octubre de 1923 Hitler dijo: “¡Mis queridos compatriotas, hombres y mujeres alemanes! En la Biblia está escrito: "Lo que no es ni caliente ni frío lo quiero escupir de mi boca". Esta frase del gran Nazareno ha conservado hasta el día de hoy su honda validez. El que quiera deambular por el dorado camino del medio debe renunciar a la consecución de grandes y máximas metas. Hasta el día de hoy los términos medios y lo tibio también han seguido siendo la maldición de Alemania”
El uso del léxico cristiano hizo que miles de pastores alemanes se unieran para formar la nueva organización llamada "Movimiento de Fe para Alemanes Cristianos" (MFAC), que apoyó las doctrinas Nazis y promovió la "Iglesia Reich" que uniría a todos los protestantes bajo el estado. Cuando Hitler toma el poder el nacional-socialismo se esfuerza por introducir su doctrina en todos los ámbitos de la vida de la nación, filosofía, literatura, arte e incluso ciencias exactas. Pero sus esfuerzos se dirigen sobre todo contra la Iglesia y la religión por motivos evidentes: el Estado quiere incluirlos en el Estado totalitario. Su acción apunta en primer lugar a los protestantes, a los que tiene intención de reorganizar, por el bien de un movimiento religiosos de los cristianos alemanes, emparentado con los Cristianos Alemanes y alentando una religión de la raza. Por otra parte los discursos de Adolfo Hitler desde 1920 eran constantemente utilizados para acosar a los judíos. Si un judío era pobre se le acusaba de ser basura y una sacra para la humanidad, si era rico se le acusaba de ser un prestamista sin escrúpulos de modo que las palabras de Hitler poco a poco fueron allanando el camino de odio hacia los judíos
Cuando los Nazis tomaron el poder en 1933, los judíos fueron uno de sus primeros objetivos, el infame boicot en contra de los negocios de los judíos y las primeras leyes en contra de ellos fueron dictadas el 7 de abril de 1933, los judíos fueron progresivamente borrados de Alemania. Las numerosas leyes en contra de ellos les quitaron sus últimos vestigios de libertad. Esto culminó con la sangrienta matanza llamada La Noche De los Vidrios Rotos en noviembre de 1938
Durante la II Guerra Mundial se obligo a los judíos a usar la estrella de David en su pecho y aislarlos en ghettos. En el momento en que se invade la Unión Soviética en 1941 se decide matar a todos los judíos de Europa Occidental disparándoles en donde los encontrara, y hacia el final de ese año se decidió que la matanza debía hacerse en toda Europa.
Adolfo Hitler se decía a si mismo cristiano e instigo a sus seguidores a perseguir a los asesinos de Jesús, en uno de sus discursos en 1922 pone de manifiesto los oscuros planes hacia los israelitas: "No importa si el judío individual es decente o no. Posee ciertas características que le han sido dadas por la naturaleza y nunca podrá librarse de ellas. El judío es dañino para nosotros... Mis sentimientos como cristiano me inclinan a ser un luchador por mi Señor y Salvador. Me llevan a aquel hombre que, alguna vez solitario y con sólo unos pocos seguidores, reconoció a los judíos como lo que eran, y llamó a los hombres a pelear contra ellos... Como cristiano, le debo algo a mi propio pueblo" – Adolf Hitler, 1922
La segunda Guerra mundial fue la peor guerra del siglo 20; esta catástrofe dirigida por Hitler y su aliado Mussolini provenían de las dos ramas más populares del Cristianismo moderno, el Protestantismo y el Catolicismo Romano. La Segunda Guerra Mundial mató aproximadamente a seis millones de judíos simplemente por ser judíos.
Es increíble ver como muchos cristianos celebren el día de Martin Lutero cuando este él fue uno de los mayores antisemitas de la historia alemana. Su legado como fundador del Protestantismo fue relativo al judaísmo fue: "Primero, sus sinagogas o iglesias deben quemarse... En segundo, sus casas deben asimismo ser derribadas y destruidas... En tercer lugar, deben ser privados de sus libros de oraciones y Talmudes en los que enseñan tanta idolatría, mentiras, maldiciones y blasfemias. En cuarto lugar, sus rabíes deben tener prohibido, bajo pena de muerte, enseñar jamás..." ."Yo les sacaría la lengua de la garganta. Los judíos, en una palabra, no deben ser tolerados".
Martín Lutero no estaba añadiendo nada nuevo al Cristianismo con estas venenosas expresiones, sino abanderando una larga y malvada tradición que enseñaba el odio hacia los judíos. Ellos predicaban que los judíos eran los "asesinos de Cristo". San Gregorio los llamaba "los matadores del Señor, asesinos de los profetas y adversarios de Dios". San Bernardo de Clairvaux los llamaba "nación degenerada y pérfida". San Ambrosio escribió "¿A quién le importa si una sinagoga, hogar de la locura y de la incredulidad, es destruida?".
Este pensamiento en ninguna manera ha desaparecido aunque la iglesia católica rechace rotundamente que fuera participe de la muerte de millones de personas durante la edad media y durante el holocausto, la verdad es que las manos de sus dirigentes han estado manchadas de sangre desde hace siglos. El actual papa Ratzinger fue miembro de la juventud Nazi y sus comentarios discriminatorios en contra de los musulmanes ponen en evidencia su sentir hacia aquellos que no son miembros de la gran ramera.
La Iglesia Católica permitió las brutalidades nazis porque a una iglesia que se caracterizo por el odio a los judíos estas no eran tan y porque la Iglesia obtenía grandes ventajas con ese trato, incluyendo privilegios especiales para sus sacerdotes y permiso para interferir masivamente en el sistema de escuelas públicas. Para 1940, Hitler había anulado 7000 demandas legales contra clérigos católicos, y el Estado nazi gastaba cerca de 400 millones de dólares anuales en la Iglesia.
En julio de 1933 el gobierno nazi concluyó un Concordato con el Vaticano, que establecía: "El Reich alemán garantiza la libertad de profesión y el ejercicio público de la religión católica... los clérigos disfrutarán de la protección del Estado de la misma forma que los empleados del Estado... La enseñanza de la religión católica en los grados elementales, vocacionales, secundarios y superiores será una materia regular y se impartirá conforme a los principios de la Iglesia Católica". Evidentemente este concordato favoreció tanto a Hitler otorgándole mas prestigio, pero benefició aun mas a la iglesia Católica otorgándole privilegios que solo los oficiales de Reich disfrutaban.

Los uniformes del ejército, la marina y la policía estaban decorados con brazaletes en los que se leía "Gott mit uns" ("Dios está con nosotros"). Sorprendentemente, la Iglesia Católica Romana continuó prestando ayuda a los nazis que huían de la justicia una vez que terminó la guerra. Por ejemplo, Paul Touvier fue el único francés condenado por crímenes contra la humanidad en la Segunda Guerra Mundial. Pasó una gran parte de su vida huyendo, protegido por elementos de la Iglesia Católica Romana. Dos veces declarado culpable de traición, fue indultado por el presidente francés Pompidou a petición de prominentes oficiales católicos. Cuando se le hicieron nuevos cargos, volvió a esconderse, moviéndose de un convento a otro, y viviendo de donaciones de individuos y grupos eclesiásticos, hasta que fue arrestado en un priorato católico en 1989.
El Movimiento Ecuménico y el Anticristo
En la actualidad muchas iglesias y organizaciones evangélicas, así como líderes muy conocidos han caído en la trampa satánica de participar del acercamiento y reconciliación con la institución católica romana a través del movimiento ecuménico. En muchas partes del mundo dicho movimiento patrocinado por el catolicismo, se ha vuelto tan fuerte que aun pastores y líderes evangélicos sostienen reuniones con sacerdotes católicos regularmente para planificar actividades de índole social o religioso como el objetivo de unificar, según ellos, ambas iglesias. Aunque parezca increíble, una de las organizaciones evangélicas mas poderosas a nivel mundial esta promoviendo el moviendo ecuménico. “La Sociedad Bíblica Americana” con sede en Nueva York, es la encargada de proveer a la comunidad cristiana a nivel mundial las diferentes versiones de la Biblia. Dicha organización fue la anfitriona del “Día de oración por la Unidad” que en otras palabras busca unificar la Iglesia Evangélica con la Religión Católica, como lo dice un reportaje en el Internet sobre este evento.
“Nueva York, NY--(HISPANIC PR WIRE)--23 de enero de 2007--La División de Ministerios Latinos/Hispanos de la American Bible Society fue anfitriona, el 18 de enero, del primer anual “Día de Oración por la Unidad Cristiana” que coincidió con la celebración mundial de la “Semana de Oración por la Unidad Cristiana,” organizada para incluir y promover la unidad de todos los cristianos a través del mundo. Un record de más de 35 líderes cristianos y estudiantes de seminario se dieron cita y participaron en el Symposium que tomó lugar en las oficinas principales de la American Bible Society en Nueva York. El Programa, presentado enteramente en español, tuvo por tema “La Unidad a la Luz de la Biblia” (“Unity as Presented in the Bible”); e incluyó ambas perspectivas: católica y protestante. El Padre Tomás del Valle Reyes, Vice-Presidente de Descubrimiento Siglo 21, una organización de comunicaciones, sin fines de lucro, que sirve la comunidad hispana y el Revdo. Samuel Pagán, de la Iglesia Discípulos de Cristo en Puerto Rico estuvieron entre los conferenciantes invitados.
El “Día de Oración por la Unidad Cristiana” patrocinado por la American Bible Society promueve “La Semana de la Unidad Cristiana” presentando la Palabra de Dios en un contexto fácil de entender y alcanzando la Comunidad Hispana/Latina en el área de Nueva York”.
Lamentablemente líderes evangélicos ven en este movimiento la oportunidad de compartir con sus “hermanos” la verdadera fe cristiana, pero no se dan cuenta de lo peligroso que han resultado ser este tipo de alianzas en el pasado. La falta de visión y el entusiasmo de algunos pocos provocan que estos pastores dobleguen su fe ante una seductora unidad cristiana. Ellos realizan un acercamiento con estos grupos religiosos, que no respetan la Palabra de Dios, y cuyas manos están manchadas con la sangre de los mártires de Jesús. Están dejándose seducir por la gran ramera, con la cual fornican los reyes de la tierra, y que seduce a las naciones con sus hechicerías.
La palabra de Dios es clara cuando dice que “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?” 2 Corintios 6:14-15
La mezcla religiones en el pasado provoco la persecución de los verdaderos hijo de Dios la cual en ninguna manera proviene de Dios. El ecumenismo es un arma de Satanás que pretende mantener unidos a todos bajo un mismo estandarte como lo hicieron Constantino y Hitler
Los líderes evangélicos que participan en el ecumenismo, necesitan entender que los decretos del Derecho Canónico (Constitución de leyes del catolicismo romano) autorizan la “excomunión” de los infieles al Papa, y decreta su exterminio. Allí se pone bajo maldición a los “herejes”, personas que no permanecen en la doctrina católica. Una clara muestra de ello se observa en la bula papal “Exurge Domini”, editada por el Papa León X en junio de 1,520 (cuando excomulgó a Lutero) Esta dice así: ”El quemar a los herejes, no está contra la voluntad del Espíritu Santo.”
La religión católica ha sido culpable por la muerte de 18 millones de personas durante la edad media, las cruzadas en contra de los “infieles” musulmanes y judíos fueron dirigidas por los Papas para apoderarse de sus territorios. De igual forma fueron incontables los asesinatos institucionales dirigidos contra los dirigentes de la reforma, cuya misión era eliminar por completo a los protestantes evangélicos.
Ecumenismo en el tiempo final Apocalipsis
La unidad ecuménica es un arma mortal para quien desea usarla como medio para alcanzar a los inconversos, la palabra de Dios enseña en el libro del Apocalipsis que la Iglesia de Tiatira había sido seducida por una mezcla de paganismo y cristianismo cuya precursora era una profetiza llamada Jezabel. Esta mujer enseñaba a los hijos de Dios a comer comidas sacrificadas a los ídolos y cometieran fornicación, las palabras de esta mujer eran tan convincentes que muchos cristianos cayeron en la trampa de esta falsa profetiza. Muchos cristianos en la actualidad caen en el mismo error creyendo que el falso espíritu de hermandad llamado ecumenismo proviene de Dios; el cual mezcla lo santo con lo profano de la misma manera que la iglesia de Tiatira lo hizo.
No es sorpresa que líderes y miembros de diferentes congregaciones asistan a misas católicas con el pretexto de acercarse a sus hermanos para atraerlos a los pies de Cristo. Otro personaje mencionado en el libro del Apocalipsis es Balaam, cuya doctrina era similar a la enseñada por Jezabel que incitaba a los Israelitas a comer lo sacrificado a los ídolos y a cometer fornicación. Dicha fornicacion es nada más que la mezcla entre los Hijos de Dios y las actividades con aspecto de bondad que se conjugan en un sincretismo supuestamente de avalado por Dios.
Algunos predicadores como Billy Graham, Benny Hinn, Kathryn Kullman, y otros, fueron atraídos al diálogo ecuménico. No es casualidad que aquellos falsos profetas que indiscutiblemente se han caracterizado por sus falsas enseñanzas como el evangelio de la prosperidad, confesión de fe, la sanidad interior o la sanidad del alma sean y procuren congraciarse con sus verdaderas autoridades espirituales. Muy semejante al movimiento pentecostal surge en los años 60 un movimiento llamado Renovación Carismática Católica la cual es una corriente dentro de la Iglesia Católica que busca renovar la espiritualidad católica a través de la oración comunitaria y multitudinaria especialmente en el campo de la alabanza a Dios.
Esta corriente busca asimilar la alabanza y la forma de oración del pentecostalismo sin romper con la tradición, dogmas y estructuras organizativas del catolicismo, de manera que el movimiento carismático ha sido una falsificación de la verdadera conversión bíblica. El carismatismo innovador en su idea de la práctica religiosa, pero por otra parte es guardián de los dogmas de fe de la Iglesia Católica. Sin embargo, esta similitud es para algunos cristianos evangélicos la prueba de que el catolicismo esta siendo transformado y suponen que poco a poco Dios los transformara para formar una comunidad cristiana sin distinción de credos.
El ecumenismo es y será un instrumento de Satanás para engañar al pueblo cristiano. Después de dos mil años en este campo los hijos de Dios deberíamos tener la experiencia necesaria para reconocer las trampas de Satanás, lejos de eso la realidad nos muestra que millones de evangélicos en el mundo siguen envueltos en las hechicerías y pecados de la madre de todas las rameras: la religión católica.
Verdadero pueblo cristiano, he aquí la advertencia de Dios hacia sus hijos “3 Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. 4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; 5 porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades” Apocalipsis 18: 3-5

Doctrinas Biblicas

Las doctrinas presentadas en este sitio contienen algunos conceptos novedosos que pueden inquietar al lector cristiano.
Aquí encontrara enseñanzas diferente a las predicadas por el común denominador de los predicadores.
Disponga su corazón a recibir lo que Dios ha preparado para usted y que han estado escondidas a lo largo de los siglos.